sábado, 16 de abril de 2011

Vivencias Cofrades por Rafa Romero

Un año más llegó el ansiado Jueves de vísperas, un año más, busco sediento de emociones tu mirada inerte, un año más, cumplo con el ritual de acompañarte en tu traslado a tu paso, un año más, derramarás paz a los fieles que allí te acompañamos, y que sólo nos queda rezarte y amarte …




Jueves 14 de Abril, plaza de San Andrés, 20:30 horas de una tarde calurosa, llego apresurado al templo acompañado de mi mujer y mi sobrino, deseosos de presenciar el lúgubre acto de la subida del Stmo. Cristo de la Caridad a su paso procesional, acto que está precedido por el juramento de los hermanos que han cumplido los 14 años de edad y que pueden según las reglas de nuestra Hdad. realizar la Estación de Penitencia el Lunes Santo.
Comenzó exhaustivamente a la hora indicada en el boletín, se oficializó una santa misa y entre el protocolo de dicha misa, los miembros de nuestra junta, invitó a los nuevos hermanos, 22 concretamente, a que se pusieran en el altar y juraran reglas delante del Santísimo Cristo de la Caridad.
Una vez realizado el juramento éstos nuevos Hermanos, se colocaron con cirial en mano, en la nave central haciéndole un pasillo para que el Cristo pudiera pasar hacia llegar a los pies del paso procesional, donde habían habilitado unos escalones que con la ayuda de varios afortunados hermanos ayudarían con sus propias manos a posar en su magestuoso paso al Cristo y colocarlo entre sus fieles seguidores Nicodemo y José de Arimatea.
Una vez y con el visto bueno de lo priostes, se completa el pasaje bíblico del traslado al Sepulcro de nuestro Señor, la simbiosis perfecta, el misterio místico que recorre las calles de Sevilla cada Lunes Santo… allí ya posa junto nuestra Madre Santísima de la Penas y Santa Marta.
Me despedí con hasta pronto de mis titulares, un hasta pronto que concluirá (D.m.) el próximo Lunes Santo sobre las 11:00 de la mañana, que iré a la Misa preparatoria de la Estación de Penitencia, que si el tiempo no lo impide como ocurrió el año pasado, disfrutaré bajo el antifaz de mi querida Hermandad.
Además éste año junto a mi y mi mujer, escucharé la misa con un monaguillo de sólo 7 meses, un regalo que Dios nos ha mandado, y que portará una medalla regalada por una persona muy especial para nosotros.
Feliz Semana Santa a todos!!

Rafael Romero Rodríguez.

2 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Inenarrable, indescriptible...yo no hubiese sido capaz, Grande Rafa!

Como digo todos los años al irme de la iglesia cada Jueves de Pasión, este Cristo no puede quedarse sin salir, el año pasado nos quedamos en casa, pero este año no podemos fallarle a Sevilla por mucho temor a la lluvia, espero que los modelos cambien para bien.

Un abrazo

Puerta 15 dijo...

Este año gracias a Dios pudimos realizar Estación de penitencia a la S.I.C. Deseo la mejor suerte para las hermandades que quedan.

Un saludo