viernes, 30 de diciembre de 2011

Así se hizo el fichaje de Reyes

José Antonio Reyes, aquel pequeño utrerano que maravilló al Sánchez Pizjuán a principios del Siglo XXI volverá a la que fué su casa, hoy debe de firmar el contrato que le una al Sevilla F.C. durante las próximas cuatro temporadas y media, eso es ya sabido por todos, pero... ¿como se ha fraguado la vuelta de Reyes a Nervión?




                                         


En primer lugar hay que darle las gracias a Manzano, ya era hora de que el de Bailén hiciese algo por el Sevilla, la relación entre Reyes y Manzano pendía de un hilo desde el pasado mes de septiembre, hilo que se rompe cuando a mediados de octubre el Atletico de Madrid visita San Mames, el utrerano es cambiado al comienzo de la segunda parte y monta en cólera insultando gravemente al técnico jiennense, a partir de ahí Manzano deja de contar con el y Reyes, todo hay que decirlo, empieza a pasar de todo, tanto pasa el utrerano que empieza a cogerle asco al club y no solo en el tema deportivo, el hastío es tan grande que Reyes comunica a su agente que se quiere ir de allí, pero no a cualquier parte, al Sevilla, a Mariano Aguilar, agente de el jugador, la cosa le coge en fuera de juego, piensa que es una locura y que el Atletico no iba a permitir nunca su salida a un rival directo, Aguilar se pone manos a la obra y ofrece al jugador y como habría que actuar al Sevilla, naturalmente en el club de Nervión aquello cae como una bomba por lo inesperado y la idea como no podía ser de otra forma se coge con agrado, la maquinaria comienza a funcionar.
En el mes de noviembre Reyes acompañado por su agente y su padre visita el Sánchez Pizjuán, como bien anunció Diario de Sevilla, en plena mañana, con mucha gente por los aledaños del Estadio y por el Centro Comercial Nervión Plaza que lo vieron, entró por la puerta de Atención al Socio, sin tapujos y sin esconderse, el Sevilla quería que aquello saliera a la luz para sondear de alguna manera la opinión de la afición sevillista. Una vez sabido el tema y visto que la operación económica es bastante asequible el  Sevilla da el visto bueno a la operación, el utrerano empieza a presionar al Atlético hasta que consigue que el club colchonero de el visto bueno a su salida, aunque se opone a que salga rumbo a Sevilla, así sale a la luz el interés de Galatasaray por el y es allí donde Gil Marín intenta mandar al jugador, Reyes se opone a esa salida y se mantiene en que se va al Sevilla, la presión es fuerte y mas cuando el Atletico le debe mucho dinero. De esta forma Gil Marín estaba obligado a negociar con el Sevilla y a llegar a un acuerdo que se produjo ya hace 20 días, toda la parafernalia que vino despues con el ya sabido tema de la reunión con Simeone era puro trámite, ya estaba el pescado vendido, Gil Marín lo que no quería era que la afición se le echase encima y de esa manera podía decir que fué el jugador quien quiso irse y no el Atlético quien lo quiso vender.
Esta es la historia del fichaje de un gran jugador por parte del Sevilla, para mi una ganga inesperada.

4 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Papafrita por momentos :D


Un abrazo.

Payanru dijo...

Por lo poco que se es mas o menos asi, solo te corrijo (por lo que se) que Reyes tenia un acuerdo con el Galatasaray y una llamada inesperada de la Costa del Sol, hizo que no firmara y esperara movimientos, su representante puso esa llamada en conocimiento de Del Nido, y fue hay cuando el divino calvo se decidió a afrontar el fichaje.
Fuentes muy, pero que muy fiables

pepesevillaeste dijo...

Lo único que deseo es que no frecuente la ANTIQUE

pepesevillaeste dijo...

Lo único que deseo es que no frecuente la ANTIQUE