viernes, 26 de agosto de 2011

Súbeme el carnet

Fracaso histórico, un año mas y van cinco (voy a quitar al Porto) el Sevilla cae en competición europea ante un equipo del montón, desde que Palop parara aquel penalty mágico en Glasgow, el Sevilla en Europa solo acumula fracasos en forma de eliminaciones tempraneras, Fenerbache, Sampdoria, CSKA de Moscú, Sporting de Braga y Hannover 96, equipos que no son de alto nivel europeo y lo que es peor, desde la previa de la UEFA en 2008 ante el Salzburgo el Sevilla no pasa una eliminatoria europea, no elimina a nadie, algo está fallando.





El partido fué como una vuelta al pasado, ni rastro del tan pregonado nuevo Sevilla. Salió Marcelino con el ya clásico y cada vez mas inútil 4-2-4 que realmente era un 4-1-5 ya que Trochowski que no es un orgnizador se metía mas hacia los dos delanteros centros que hacia el centro del campo, con esta premisa la cosa estaba clara, la superioridad alemana en el centro era evidente y en la mayoría de fases del primer tiempo se podía apreciar como Medel se las tenía que ver solo en la medular hasta con 5 jugadores alemanes. El Sevilla comenzó el partido apático, como no metido en el partido, como si realmente no supieran lo que se jugaban, parecía jugar a medio gas mientras los alemanes parecían aviones, aún así la primera ocasión clara la tuvo el Sevilla, Negredo que sigue gafado, mandó un balón al palo, poco despues el Hannover se adelanta con un gol de Abdellaoui, en una jugada que es para analizar desde el principio, ataca el Sevilla con Navas por la banda, le roban la pelota a la altura del vértice del área, en el fragor de la jugada el palaciego sin querer pisa la pierna del lateral alemán y este queda tendido en el césped, TODOS los jugadores sevillistas se quedan parados, como esperando a que los alemanes tiren la pelota fuera, cosa que no hacen y salen a la contra como balas sin que nadie le haga una falta táctica que parara esa contra, la pelota llega al área de Palop y entre el valenciano y Escudé se tragan el gol, 0-1 y todo mas cuesta arriba aún, se mascaba la tragedia en Nervión y mas viendo como el Sevilla no podía/no sabía meterle mano al conjunto alemán, sin centro del campo, con jugadores estáticos esperando a que le llegue el balón en vez de buscarlo, con Kanoute bajando al centro del campo mas de la cuenta a buscar la bola y rezando para que Navas o Perotti hicieran algo y pusieran alguna pelota buena, igualito que en un pasado muy reciente, en una de esas Perotti pone un balón desde la izquierda y un defensor alemán mete la pelota en su portería, era el minuto 36 y la ilusión volvía a la grada, de ahí al final de la primera parte todo siguió igual llegándose al descanso con el 1-1.

En la segunda mitad salió mejor el Sevilla, con las líneas mas juntas, tocando la pelota con velocidad y con movilidad en todos los jugadores, durante 20 minutos el Sevilla desarboló al rival, teniendo algunas, sobre todo una de Escudé que solo en el área cabecea fuera, solo fueron 20 minutos, 20 minutos en los que de haber estado acertado de cara a gol, el Sevilla podría haberle dado la vuelta a la eliminatoria, en esos 20 minutos el Hannover recibe 3 tarjetas por faltas tácticas, ¡¡¡si, si, 3!!! igualito que nosotros. A partir del minuto 65 el partido volvió a la senda del primer tiempo, Marcelino mueve el banquillo y quita a Negredo lesionado por un desaparecido Manu Del Moral, no olió la bola el jiennense, otro jugando fuera de su posición y es que este chaval no puede jugar como delantero centro, no surtió efecto el Sevilla seguía sin poder hincarle el diente al Hannover, faltaba un organizador porque a Kanoute que era el que estaba realizando esa facete se le fué el fuelle, Marcelino saca a Campaña, pero creo que demasiado tarde, era el minuto 82, aunque el canterano dió muestras de su calidad e intentó mover el corazón de un equipo que estaba ya en coma, en el minuto 86 llegó el momento culmen del esperpento, el técnico asturiano quita a Alexis, que se fué de forma injusta pitado por la grada, y mete a Fazio como ¡delantero centro! algo que solo se le ocurre a Cruyff y a un entrenador de segunda regional, pero el Sevilla estaba ya frito, fundido, sin alma, esperando un chispazo que nunca llegaría de un Perotti que se había echado el equipo a la espalda, así se llegó al final del encuentro y se certificó que la frase, ¿y los viajecitos por Europa...? quedó en una simple mala frase de marketing.




Mis conclusiones del partido son que falta un 9, que falta un organizador ya que solo tenemos a Campaña, Trochowski y Rakitic no lo son, si no se va a contar con Salva me falta tambien un medio de cierre. Marcelino me deja muchas dudas, espero que no siga utilizando el dañino, para el Sevilla, 4-2-4.
Por sacar algo positivo, nos ahorramos de pasar frío los jueves por la noche en invierno y que nos vuelvan a sacar los ojos con un abusivo euroabono y lo mas importante, jamás volveremos a ver al Sevilla vestido de amarillo, esa horrorosa camiseta amarilla que ha sido la menos utilizada en los 106 años del club.

5 comentarios:

Boticario117 dijo...

Bayetas magníficas a 3 euros en la tienda del estadio y en la calle Francos. Estamos que lo tiramos.

Ahora para que digan que no hacen falta refuerzos. En fin...

Para que lo mejor de ayer fuera ver el partido contigo ya tuvo que ser la cosa mala :P

Un abrazo.

Miguel dijo...

El señor Marcelino va a durar muy poco no sabe plantear los partidos ni poner a los jugadores en su sitio como por ejemplo pasar a Trochowki a la banda izquierda y darle los galones de mando a Campaña y poner a Manu del Moral de media punta delante de Negredo O Kanoute creo que eso no es tan dificil al igual que poner a Caceres y quietar de una vez por todas a Palop

Belceli dijo...

Ayer fue una noche de profunda decepción y dolor por la eliminación de mi Sevilla de la Europa League... :'( Hasta La Muerte Sevillista!

Belceli dijo...

Nuestra pasión no depende de victorias...

Belceli dijo...

El llanto no ayuda, pero lloré ... Lloré como un par de veces ... Cómo duele esta eliminación. Animo y forza SevillaFC... Siempre te amaré Sevilla!