jueves, 20 de octubre de 2011

... pero la vida se lo llevó al cielo...

El era un miembro de los Biris Norte y desde chico iba a la bombonera...  vamos Sevilla estamos contigo, su sevillismo ha creado escuela... y para honrar la muerte de mi amigo todo el estadio es una caldera...


Esa es la letra de la canción que cantan los Biris en el Sánchez Pizjuán, partido tras partido, en el minuto 17 a Salvi Torres, pero que yo hoy la utilizo en honor a un grandísimo amigo, entre lágrimas que caen en mi teclado intentaré darle un pequeño homenaje.


Jamás olvidaré aquel 20 de octubre de 2006, cuando al atender una llamada de teléfono parte de mi mundo se me vino abajo, entre sollozos y lamentos la voz del otro lado de la línea me informaba que nuestro amigo nos había dejado, recuerdo que cuando colgué el teléfono las imágenes de mi juventud junto a el llegaron instantáneamente a mi mente, despues de unos minutos de reflexión y a pesar del esfuerzo por aclarar mi mente no encontré ni una sola vez el haber cogido el teléfono para decirle lo importante que era para mi contar con su amistad, al final...
Hoy hace 5 años, mi gran amigo nos dejó para siempre, una puñetera enfermedad se lo llevó al tercer anillo, despues de mucho tiempo luchando contra ella... perdió el partido, pero no fué culpa suya, el le echó huevos, muchos huevos, la puso contra las cuerdas, estuvo a punto de ganar, pero al final no pudo ser y se dejó llevar.








Sevillista desde la cuna, abonado desde pequeño, siempre iba a la Bombonera, no se perdía ningún partido, le daba igual que viniera el Barcelona que el Isla Cristina, que hiciera calor o frío... el siempre estaba allí, solo la dichosa enfermedad le impidió ir a varios partidos. Mis debates en torno a nuestro Sevilla con el eran árduos, nunca estábamos de acuerdo, si estuviera ahora aquí sería de los mal llamados oficialistas y yo, ya se sabe, de los mal llamados críticos, así que os podéis hacer una idea de nuestras discusiones futbolísticas. Otras cosas que no entendía de el y que nos daba tambien para algunas "peleillas" es que le tiraba el Real Madrid y que su gran ídolo era Rafa Paz, ¿como podía ser el Real Madrid tu segundo equipo?.
El Sevilla, como a casi todos los que pasamos de la treintena, le dió mas tristezas que alegrías, algo que como a todos, no le importaba, su sevillismo iba mas allá de un resultado, una no clasificación europea o un descenso. Pero claro, como a todos nos pasaba, anhelaba que su equipo jugara una final, no ya ganarla, jugarla y disfrutar de un día grande de sevillismo... y como Dios es justo con las buenas personas, poco meses antes de su adios, el Sevilla, su Sevilla, le dió lo que durante tantos años esperaba... y no una sino dos finales... y no solo jugarlas, incluso ganarlas... me refiero naturalmente a las de Eindhoven y Mónaco, la vida fué cruel con el, muy cruel y muy injusta, pero al menos la vida deportiva no lo fué y se pudo ir al tercer anillo viendo a su Sevilla Campeón...
Recuerdo tambien cuando fué la ultima vez que pisó el Ramón Sánchez Pizjuán, el ya sabía que no iría mas, pero se lo tenía callado el muy "canalla", fué en un derby, en septiembre de 2006, aquel en el que el Sevilla le ganaba al eterno rival 3-2, con un golazo de Renato en el minuto 85, este fué el ultimo gol que vieron sus ojos en directo, en el viejo Nervión.




                            



No se que mas decir de el, ademas no me quedan mas fuerzas ni ganas, solo quería darle este pequeño homenaje a alguien que como persona y como sevillista se lo merecía todo, lástima que los homenajes casi nunca se den en vida, ahí si asumo mi error, en definitiva, amigo del alma, estés donde estés, que sepas que no te olvido, siempre te tengo presente.



11 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

Esperemos brindarle a él y a todos los seres queridos un nuevo título con otra Copa del Rey, o, que cosas digo!! Cada victoria va para y por ellos!!!


Muy emotivo, te felicito por el post porque eres de los pocos como yo que somos capaces de contar cosas así. Tu amigo te lo agradecerá desde arriba.

Un abrazo, crack!

Pilar dijo...

Buahhhhhhh me has hecho llorar pileño!! Es cierto que a veces se nos olvida un poco decir frente a frente lo que para uno puede significar una persona y nos damos cuenta de ello tarde pero en palabras como esta en las que una puede imaginar su propia historia tan solo pienso que qué bonito que algún dia alguien pudiera pensar de mi lo que tu piensas de él... hay gente maravillosa en todos lados y por lo que veo ustedes disteis uno con el otro y eso no tiene precio!!
Un saludo

BELCELI dijo...

Estoy llorando...

Encarni dijo...

un saludo Raul

Alexis Correa dijo...

Que Dios lo tenga en su gloria Raul.

er_tito_prefe_sfc dijo...

Ofuuuuuuuuuuuuuuuuuuu los sentimientos y los pelliscos en sevillista, estará orgulloso alli en el tercer anillo, de tener a un amigo que lo sigue recordando dia a dia.

Susana dijo...

No importa que no se lo dijeras, Raúl, esas cosas se sienten y se saben. No te quedes con esa pena porque seguro que muchas veces se lo demostraste con un abrazo, un apretón de manos, una mirada...

Mucho ánimo y un beso muy fuerte

RT Pablo dijo...

Gran post Raúl, mis respetos a tu amigo, seguro que desde donde esté ha disfrutado y disfrutará mucho con el Sevilla :)

Patricia dijo...

Enhorabuena. Seguro que él también está orgulloso de tí. Y no te quepa la menor duda de que ha leído este homenaje que le haces.

Un beso y no estés triste, alégrate por haberlo conocido y haber compartido vuestra mayor pasión.

EL PAPI MAGASE dijo...

bufffffffffffff hostias Raul esto no se hace,ahora tengo que almorzar y me dejas un nudo en la garganta que no puedes imaginarte,estos son los posts que te taladran hasta el eje,acostumbrado a leerte otro tipo de cosas,hoy veo que dentro de ese sevillista que parece protestar por casi todo,hay un corazón mas grande que la copa de un pino,un abrazo de corazón hermano,porque hoy me siento mas hermano tuyo que nunca y eso que aun no te conozco en persona,recibe este comentario como un fuerte apretón tio,porque de verdad que ahora mismo te estrujaria,a ver quien es el guapo que ahora se come un palto de arroz con asadurita de pollo,con lo buena que le ha salio a mi mujer hoy la comida

Miguel Gabriel dijo...

Gran post Raúl.
La vida es muy injusta.
Gran recuerdo ese golazo del gran Renato, el último q tuve la suerte de ver junto a él.